Estamos hartos del lenguaje negativo que inunda las calles, los medios de comunicación y las cabezas de muchas personas que no rodean, incluso las nuestras. Esta situación sólo puede cambiar con nuestra actitud y trabajo, pues “los de arriba” parece que están de vacaciones permanentes y no se enteran de los problemas de la base… esa que los soporta a ellos. Así que ¡manos a la obra!.

¿QUE PUEDO HACER PARA CAMBIAR LA SITUACION?

Mi empresa, como muchas otras, está en una mala situación porque todo ha bajado (menos los impuestos): las ventas, los clientes, los mercados, etc. Pero esto no es del todo verdad. Hasta en las situaciones más malas siempre existe una idea de negocio que se puede explotar reportando buenos beneficios para nuestra empresa.

Los empleados son, además de nuestra mano de obra y aquellas personas que enriquecen con su mano de obra nuestra empresa, cerebros que podemos aprovechar en beneficio nuestro y suyo, ya que todos tienen ideas y algunos soluciones que, si no las preguntamos, puede que jamás las veamos.

EL BRAINSTORMING

Una de las formas más comunes que usan los creativos para dar con la “idea perfecta” para desarrollar un proyecto es el brainstorming o “tormenta de ideas“. Consiste en la generación impulsiva de ideas durante un tiempo pre-establecido.

Para aplicarlo a nuestra PYME podemos reunirnos en un lugar que no sea el puesto de trabajo, como una cafetería conocida o familiar, y tomando un café o una cerveza empezar la sesión de “tormenta de ideas“. Hasta la idea más absurda o inverosímil puede suponernos un plus de cara a salir de la siutación actual o mejorarla.

Lo ideal es usar una grabadora para registrar todo lo que se pueda decir en la reunión distendida para posteriormente poder trascibirlo todo y hacer un análisis más pormenorizado de todas las ideas que hayan podido surgir.

LA CRIBA

Tras esta reunión y la transcripción habrá que analizar en equipo los pros y contras de cada una de las ideas surgidas y, pese a que muchas serán desechadas por inútiles, imposibles o absurdas. Muchas otras pasarán esa primera fase para convertirse en posible proyecto de negocio.

Seguro que, entre todas las ideas surgidas de la reunión, habrán algunas que pasen la criba siendo (o pareciendo) absurdas en un primer momento, pero ninguna de ellas debe ser retirada sin ser realmente analizada, por absurda que pueda parecer.

GENERANDO PROYECTOS

Si realizamos este sencillo proceso podremos aprovechar todo el potencial intelectual e inventivo de nuestros empleados en favor de la empresa y de la continuidad de la actividad empresarial con los puestos de trabajo de dichos empleados.

¿Estás preparado para aprovecharte de tus empleados?… con ética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
1
Hola, ¿te puedo ayudar en algo?
Powered by