En artículos anteriores o un poco más anteriores ya os hemos hablado de algunos de los puntos importantes para tu tienda online o ecommerce, pero hoy queremos darle un nuevo enfoque y ver esas cosas que deberás tener muy en cuenta a la hora de empezar con tu ecommerce.

A continuación te detallamos un compendio de cosas a tener en cuenta de vital importancia si deseas que tu ecommerce tenga posibilidades de ser rentable. Vamos a ver.

La logística es muy importante

Suele ser una de las últimas cosas que los responsables de un ecommerce deciden dejar claro, pero es vital si deseas que tu ecommerce prospere. Ten en cuenta que la logística que elijas se convierte en parte de ti al repercutir su servicio sobre tu reputación. Deberás seleccionar algo más que el precio, pues una mala logística puede provocar pérdidas de clientes.

¿Tienes clara la plataforma?

Si eres de los valientes (o incautos) seguramente habrás decidido montar tu mismo tu tienda online. Sepas que si no eres experto lo más que conseguirás probablemente solo sea una tienda funcional, pero sin el potencial que un profesional pueda aportarte, así que posiblemente sea conveniente contar con un profesional en ecommerce. Sea como sea existen múltiples plataformas para iniciar tu ecommerce tales como Prestashop, Magento, Virtuemart o WooCommerce, entre muchas otras. Todas ellas tienen la misma funcionalidad, pero si tienes claro lo que vas a necesitar para tu tienda online podrás elegir adecuadamente la mejor alternativa para ti y tu negocio.

El diseño también importa

En este punto siempre suelo decir lo mismo. “Si tu tienda posiciona bien no importa lo bonita que sea, vas a vender”. No obstante, cabe matizar que si tu tienda no tiene un grado de usabilidad aceptable y si no es responsive las ventas van a decrecer notablemente. Cuida esos aspectos que pueden hacer que marques la diferencia o seas uno más.

La imagen es la protagonista

Un sitio web (ecommerce o web empresa) que no cuide sus imágenes perderá impacto y potencial de venta entre sus visitantes. La imagen de los productos es vital para que el ecommerce tenga posibilidades.

Ganchos y ofertas

Establece un calendario de ofertas y promociones e intenta que no sean “más de lo mismo”. El campo de las ofertas y promociones permiten innovar si tienes imaginación, así que deja que vuele y cumple siempre con lo prometido.

Consigue afiliados y rentabilízalos

Esto dependerá del tipo de negocio que tengas entre manos, pero es interesante conseguir crear un sistema de afiliación para que sean otros los que te atraigan más visitantes y, por consiguiente, más ventas. No importa pagar una comisión por un cliente que seguramente no hubiese llegado a tu sitio, así que crea la red de afiliación y sácale el jugo.

Optimiza tu sitio para los motores de búsqueda

Cuidar el SEO es vital para el futuro de cualquier sitio web, especialmente para las tiendas online, pero no debemos olvidar que la estrategia de SEM es también muy importante. Conjuntamente supondrán gran parte de las visitas futuras y de los futuros clientes.

Mide los resultados

Toda estrategia puede ser buena, pero para conocer cuál es la mejor deberás tener un control de todo lo realizado y los resultados obtenidos. Google pone a nuestra disposición Analytics lo que te permitirá conocer el comportamiento de los visitantes desde que llegan hasta que hacen las compras. Cuantos más valores analices y tengas en cuenta más conclusiones podrás sacar e ir mejorando la conversión.

La importancia de los contenidos

No olvides tener un blog integrado con tu tienda online que te permita empujar con fuerza. Los contenidos de tu blog deben ser originales y de calidad para así conseguir captar la atención de los usuarios, de los buscadores y, en definitiva, de esos visitantes que serán tus clientes.

No olvides tus redes sociales

La presencia de tu ecommerce en las redes sociales es muy importante, pero deberás analizar en cuáles son las más interesantes y cuál va a ser la estrategia de comunicación a emplear para facilitar la consecución de los objetivos marcados.

El cliente siempre es lo más importante

No dejes nunca de lado a tus clientes y preocúpate de su situación en todas las fases de la venta, tanto en la pre-venta como en la post-venta, pues un cliente satisfecho se convierte en un gran comercial de tus productos o servicios que no pide nada a cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
1
Hola, ¿te puedo ayudar en algo?
Powered by