La importancia de una marca no depende de la importancia que sus propietarios o trabajadores puedan darle si no de la importancia que tenga en la toma de decisiones de los clientes de la empresa. Esta valoración es preferible que siempre sea positiva y lo más complaciente posible, pero para ello hay que generar estos conceptos en la mente de los clientes potenciales.

Lo primero que debemos hacer es proteger nuestro nombre y el de nuestros productos o servicios, por lo que registrar la marca es el paso primero en este proceso de modificación de la percepción en nuestros clientes potenciales. La marca es el nombre o símbolo (o mezcla de ambos) que permitirá que cualquier persona reconozca sólo con ver dicho distintivo.

El registro de marcas se realiza de forma oficial en la Oficina de Marcas y Patentes o en el organismo territorial designado para tal fin por una duración de 10 años desde la fecha de presentación una vez concedida la marca al solicitante. Lo importante es poder registrar la marca para las “clases” específicas para nuestro negocio generando de este modo un privilegio de uso exclusivo para nosotros y nuestra actividad evitando que los competidores puedan aprovechar nuestro trabajo de marca en su favor o en nuestra contra.

Así pues, el proceso de registro de tu marca consiste en:

  1. Comprobar que no exista una marca registrada con el nombre deseado. Puedes hacerlo desde este enlace.
  2. Rellenar el formulario de solicitud. En este enlace puedes encontrar todos los formularios disponibles.
  3. Presentar el formulario completo junto con las tasas pertinentes en la oficina de patentes.
  4. Esperar. Ten paciencia.

Si nadie interpone ningún recurso la marca se nos concederá en pocas semanas y podremos seguir con nuestra estrategia de crear una imagen de marca que nos sirva para nuestros objetivos. Nosotros hemos registrado recientemente la marca “creaidea” para la clase 42 de diseño y alojamiento de sitios web, por lo que nadie podrá usar nuestro nombre para la clase seleccionada y, de paso, protegeremos otros aspectos importantes en nuestra estrategia básica para crear una estrategia de marca adecuada.

Una vez registrada la marca estará bajo nuestro poder por 10 años otorgándonos un derecho preferente de renovación una vez terminado este período, lo cual nos garantiza que el nombre esté bajo nuestro control de forma indefinida. Sin límites.

Ver “Registra todo lo que se mueva. Estrategia de marca (II)
Ver “Decálogo de Twitter para su empresa. Estrategia de marca (III)
Ver “Planificar el futuro de tu PYME. Estrategia de marca (IV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
1
Hola, ¿te puedo ayudar en algo?
Powered by